Nuestro Aceite

DISTINTAS CALIDADES DE ACEITE DE OLIVA
Si alguien nos pregunta las diferencias que hay entre un virgen extra, un virgen, aceite de oliva y aceite de orujo de oliva, seguramente nos pondría en un aprieto. Todos sabemos que hay aceites de oliva mejores que otros y que incluso dentro de los vírgenes extra debe haber sus categorías a tenor de los precios.

Empecemos por lo más obvio, no todos los aceites de oliva vírgenes son iguales, los hay mejores y peores, según sea su calidad. En líneas generales, la calidad del aceite empieza en el campo y depende del estado de la aceituna y de las condiciones de elaboración de la almazara que es la encargada de extraerlo.  A todos estos aceites se les llama vírgenes, dado que se han obtenido exclusivamente por procedimientos mecánicos ya sea por presión o centrifugación y sin la intervención de ningún proceso químico.

¿En qué se diferencia un aceite virgen extra de un virgen?
Ambos son un producto natural y auténtico zumo de aceitunas, la diferencia está en el grado de acidez y en la puntuación que obtienen en el análisis sensorial. Un aceite de oliva virgen extra tiene un sabor y olor irreprochables o dicho de otra forma cero defectos. Si al aceite se le detecta, aunque apenas sea perceptible algún aroma o sabor que pertenezca a la categoría de defectos (avinado, atrojado, rancio, humedad…) se debe comercializar bajo la etiqueta de virgen.

En el mercado lo que encontramos más habitualmente son vírgenes extra con un grado de acidez entre el 0,3 y 0,8º y aceites vírgenes que no superan 1º . la diferencia real entre uno y otro radica en el análisis sensorial. La acidez no tiene nada que ver con el sabor ni corresponde a gustos más o menos intensos, es un parámetro químico que determina la cantidad de ácidos grasos libres expresados en ácido oleico. Está relacionado con el proceso de elaboración. Una acidez alta indica anomalías en el estado de los frutos, en el tratamiento y/o en la conservación.

¿Se puede cocinar con un virgen extra? ¿El virgen extra es solo para tomar en crudo o también para cocinar? Tal vez , porque en España la cultura del virgen extra es relativamente reciente, hay todavía personas que consideran que en un asado o en un sofrito, un virgen extra se malgasta. A nosotros esto nos parece un error.

La palabra virgen extra indica sabor y olor irreprochables (cero defectos) y un frutado superior a cero. No indica ni el número ni la calidad de los atributos positivos del aceite. Una gran mayoría de los virgen extra que se venden en envase de 5 litros pertenecen a esta categoría y son los que nosotros recomendamos para cocinar.

                                               Ventajas de cocinar con aceite de oliva

El consumo de este aceite tiene numerosas ventajas para la salud. El aceite de oliva ejerce una importante función en la nutrición en todas las formas en las que se puede consumir, es decir en ensaladas, en fritos o en salsas. Además, cualquier producto alimenticio acentuará su aroma natural si se conserva en aceite de oliva.
No hay grasa con las ventajas saludables del aceite de oliva virgen. Ayuda a controlar el colesterol y la arteriosclerosis, previene la oxidación de las células, ayuda a prevenir la presión arterial, es útil en el tratamiento y prevención de algunos tipos de diabetes y puede ayudar a proteger el organismo ante determinados tipos de cáncer.

Sin duda, este aceite tiene una serie de ventajas indiscutibles con respecto a la grasa animal, sobre todo por el alto í­ndice de ácidos grasos no saturados que favorecen el metabolismo y previene contra la hipercolesterolemia y, por tanto, contra los trastornos cardiovasculares. Asimismo, favorece la curación de las úlceras gástricas y de algunos trastornos digestivos.

El consumo habitual de aceite de oliva virgen es capaz de originar un descenso del colesterol LDL, la fracción perjudicial del colesterol, sin que descienda el colesterol HDL, la fracción protectora de la arteriosclerosis.

Si aplicamos aceite de oliva en fricciones externas reforzará las defensas de la piel favoreciendo su elasticidad y frescor. Servirá además como remedio casero para aliviar la bronquitis. También puede aportar beneficios al cabello. Así­, las preparaciones capilares con aceite de oliva y limón revitalizará el cuero cabelludo.

A la hora de consumir el aceite de oliva es recomendable tener en cuenta su fecha de elaboración, ya que pasado un año desde el envasado éste empieza a perder su sabor y sustancias nutritivas.

Finalmente, el consumo de aceite de oliva debe ser moderado debido a su alto contenido calórico. Los beneficios de éste se consiguen con la regularidad en su ingestión y no con la cantidad.

Olivares, Dios os dé
los eneros
de aguaceros,
los agostos de agua al pie,
los vientos primaverales,
vuestras flores racimadas;
y las lluvias otoñales
vuestras olivas moradas.
      (A. Machado)